, Clorinda, Fsa, (RA)       

 

 

 

      .

 
A los argentinos nos ataron un ancla al cuello y nos tiraron al mar.
 
La informalidad crece en nuestra ciudad a medida que aumenta la crisis
 

La economía clorindense está cada vez más complicada a raíz de la crisis macro económica del país y que día a día se observa en la economía familiar, por ello vemos proliferar en los barrios kioskos o mini despensas. En viviendas se destina una habitación a la venta minorista a través de una ventana, el inconveniente es que se puede observar hasta dos por cuadra.

También proliferan las ofertas de comidas por las redes sociales, desde pizzas, hamburguesas y hasta pastelitos a domicilio, esto ocasiona que los potenciales compradores, que cada vez son menos, se repartan en un universo cada vez mayor y consecuentemente a nadie termina beneficiado. Otros optan por un carrito, carbón y choripan o panchos, con igual suerte.

El sector formal del comercio también se vio afectado, algunos se retiraron rápidamente del centro por el costo de los alquileres, baja de ventas y cargas impositivas y tributarias. Los más grandes están devorándose ganancias, stock a la espera de una recuperación del sector que cada vez se ve más negra. Bajas del 70 por ciento realmente dejó de ser preocupante, ya es desesperante.

Puerto Elsa nos muestra la ambigüedad de la realidad clorindense. Por un lado nos volcamos a comprar en la vecina orilla y por otro los comerciantes se quedan sin ventas y poco a poco prescinden de empleados, pero a su vez los kioscos, mini despensas y hasta autoservicios se nutren de productos de Nanawa, que luego venden al precio de los productos legales o que compran en blanco.

A todo ello la luz aumenta, el gas en garrafa aumenta, el cable aumenta, internet aumenta y lo más preocupante es la suba de los alimentos básicos, pero el sueldo permanece casi invariable y eso que en nuestra provincia, al menos, los empleados públicos provinciales y municipales recibieron un 20 por ciento de aumento, claro partiendo de sueldos menores.

No estamos bien, vamos a estar peor si el rumbo de la política económica no se modifica para beneficiar a los que menos tienen, mientras la bicicleta financiera, que se instaló en el país, y que hace evaporar miles de millones de pesos no vamos a poder estar mejor, mientras siga contrayendo deuda, el pago de los intereses será lo más cercano a un ancla colgada del cuello en medio del mar.

Se habla de la grieta y la grieta se agiganta, por un lado los que perdemos y por el otro los que ganan, la cuestión es que el conjunto de los argentinos estamos perdiendo y una inmensa minoría se la está llevando en pala a los paraísos fiscales. Las multinacionales nos llevan nuestros bienes y nos dan migajas, todo bajo la complicidad de este gobierno que por desgracia no es nacional y popular por ello cada vez que mencionan estas dos palabras lo hacen con desprecio y muchos argentinos que están siendo avasallados aún lo comparten.

 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

 

   
   
 

 Derechos Reservados Clorinda - Formosa - Argentina

  L.S.C.P. Servicios Publicitarios

 Política de privacidad

Tel.: 03718-426426 - lsc.clorinda@gmail.com

webmaster