LA SEGUNDA CIUDAD

      , Clorinda, Fsa, (RA)       

 
 
 
 
El doloroso relato del desprecio al ser humano de la obra social Pami
 
 
El lamento e impotencia de una joven de nombre Laura que le toco vivir en carne propia el penoso trato que, por parte de la obra social Pami, padeció su abuela enferma, expone una dolorosa realidad que se multiplica en todo el país en general y la provincia en particular.
“Es muy penoso ver el destrato y abandono del Pami a mi abuela de 91 años cuando más lo necesito, quien con los pocos pesitos que tiene y ayuda de familiares venía sostenido particularmente las prestaciones medicas, porque no puede esperar dos semanas un turno, esta su salud, su vida de por medio”, expuso.
Conto que “su abuela siempre fue muy activa, pero este jueves por la madrugada y a partir de un cuadro respiratorio que se agravo -y que luego confirmaron que se trataba de una neumonía-, descompensada y con la presión arterial que estuvo en los 5 a 6, llamamos a la emergencia, al número esta en el carnet del Pami. Allí nos encontramos con el mayor desprecio a la vida del ser humano cuando nos dijeron los que atendían en Buenos Aires que no tienen emergencia en Formosa”.
“Le aclaraban a mi tía que no tenían ambulancia para ir a buscar a la afiliada, y ante la insistencia de que padecía un  cuadro respiratorio grave y de su presión muy pero muy baja, nos señalaban que para ir a buscarla debía ser un caso extremo, por ejemplo estar infartándose o haberse caído y que haya sangre, -fueron palabras literales que uso esta gente del PAMI-, porque caso contrario no irá nadie”, relato angustiada.
Expuso que “ante esta situación que genera una tremenda impotencia acudimos al SIPEC, que a los pocos minutos vino con una ambulancia, y de inmediato diagnosticaron el cuadro de gravedad y la llevaron al Hospital Central para su atención.
El hospital estaba con muchísima gente, y junto a mi abuela un hombre afiliado al PAMI con fractura de brazo y pierna tras caerse, y por lo que nos expuso su hija, padeciendo una situación similar a la nuestra”.
Señalo que su padre estuvo toda la mañana en busca de una cama de internación en alguna clina o sanatorio, y finalmente consiguió a la siesta, con su abuela ya compensada y estabilizada fue traslada con la ambulancia del SIPEC.
“Mi abuela aun está recuperándose, pero aprecio el consejo de quien manejaba la ambulancia esa madrugada cuando pedimos ir a un sanatorio que trabaje con el Pami, y nos sugirió no hacerlo e ir directamente al Hospital Central, porque nos pasaríamos deambulando inultamente y perdiendo tiempo precioso para la salud de la abuela”, relato Laura.
Ante “este desprecio al ser humano, entra a jugar el sistema de salud pública, sobrecargado por este contexto más que preocupante para los adultos mayores, con quita de beneficios, jubilaciones a la baja, recorte de prestaciones y un acentuado proceso de abandono y desidia hacia los abuelos.
Queda claro que el PAMI es “el gran fracaso argentino” porque, a modo de ejemplo, el 40% de los jubilados que tenía cubierto el 100% de los tratamientos debió abandonarlo por reducciones y porque la plata no alcanza
 
 
 
 
 
 
 
 

 


 

 

 
 
 
 

 

   
   
 

 Derechos Reservados Clorinda - Formosa - Argentina

  L.S.C.P. Servicios Publicitarios

 Política de privacidad

Tel.: 03718-426426 - lsc.clorinda@gmail.com

webmaster