LA SEGUNDA CIUDAD

      , Clorinda, Fsa, (RA)       

 
 
 
 
El Gobierno logró que se vote el presupuesto y dio un paso clave en el acuerdo con el FMI
Fue con 138 votos afirmativos y 103 negativos. También se aprobó el pacto fiscal y la suba de bienes personales, con una excepción a bienes rurales.
 
 

La Cámara de Diputados aprobó este jueves el presupuesto de 2019 con los votos del oficialismo y de legisladores cercanos a los gobernadores peronistas que aportaron con abstenciones para facilitar el trámite.

El gobierno de Mauricio Macri consiguió así atravesar con éxito un desafío importante en la implementación del acuerdo con el FMI. Y el ministro del Interior, Rogelio Frigerio y el presidente de la cámara baja, Emilio Monzó, fueron claves en la negociación.

La votación llegó poco antes de las 6 de la mañana, tras 15 horas de debate, demorado por los incidentes afuera del Congreso que llevaron a diputados kirchneristas, de izquierda y del Movimiento Evita, a pedir que se suspendiera la sesión por falta de garantías, en medio de una batahola cuando el jefe del bloque PRO Nicolás Massot casi se van a las manos con los kirchneristas Leopoldo Moreau y Daniel Filmus.

 

Monzó llamó a un cuarto intermedio y disipó los reclamos en una breve reunión con el secretario de seguridad de la Ciudad, Marcelo D'Alessandro, a cargo del operativo que terminó con 26 detenidos, todos liberados de madrugada. A la medianoche la plaza estaba sin manifestantes y aún con un férreo operativo de seguridad que no tenía razón de ser.

Como planearon los referentes de Cambiemos, la votación fue en general y en particular, con la sola incorporación de una planilla anexa para incorporar obras públicas a Chaco, para persuadir a Elda Pértile y Juan Mosqueda, que no habían ayudado con el quórum pero luego votaron a favor. Domingo Peppo, su gobernador, negoció beneficios hasta último minuto.

 

El kircherismo no aceptó no poder discutir cada artículo y abandonó sus bancas al grito de tramposos. "Son los usos y costumbres de la gestión de Julián Dominguez", se defendió Monzó. 

El bloque Argentina Federal, cercano a los gobernadores, aportó la mayoría de los aliados, aunque muchos no habían estado al inicio de la sesión cuando Emilio Monzó necesitaba 21 opositores para abrir el debate. Llegaron tarde los entrerrianos Juan José Bahillo y Mayda Cresto, que luego votaron a favor al igual que los riojanos Luis Beder Herrera y Danilo Flores, enterados que el presupuesto sumó 4000 millones para su provincia. El correntino Oscar Macías, sin gobernador jefe, apareció y votó a favor.

Cumplieron los misioneros y los cordobeses y los santiagueños volvieron a dividirse en mitades: tres votaron a favor y tres no estuvieron, entre ellos Norma Abadala de Matarzo, que firmó el dictamen el martes. Sí levantaron la mano los catamarqueños Gustavo Saadi y Silvia Ginocchio, cercanos a la gobernadora Lucía Corpacci e indecisos hasta hace unos días.

 

Nadie de este grupo había ayudado con el quórum, que fue posible por los cuatro puntanos (Ivana Bianchi, Karim Alume Sbodio, Victoria Rosso y Andrés Vallone), que luego votaron en contra. "Van a tener que explicar qué hicieron", los había advertido por televisión Rossi, que los consideraba aliados. 

Argentina Federal, el bloque conducido por Pablo Kosiner, pareció interesado en mostrar que tenía el control de la sesión con la certeza de que en su llave estaba un final feliz para el Gobierno y necesario para los gobernadores.

Con las bancas del FpV-PJ vacías, también se votó la adenda del pacto fiscal de las provincias, la actualización de balances por inflación, el monotributo social para cañeros y tabacaleros y el aumento de bienes personales, con una excepción para lo inmuebles rurales, que no sufrirán incrementos. Fue un pedido de las entidades rurales tras conocer el dictamen, Nicolás Dujovne lo concedió y Luciano Laspina le dio forma en la votación.

"Teníamos más de 40 anotados para hablar, pero vimos que había un clima de diciembre. No tener el presupuesto hubiese sido una derrota, que es lo que querían algunos esta noche, no cabe ninguna duda, y no lo pudieron lograr", se defendió Mario Negri, jefe de Cambiemos, en su discurso de cierre que tuvo momentos teatrales como cuando intercambió aplausos irónicos con el kircherirsmo sobre el aumento de la inflación.

"No nos ha ido como esperábamos", reconoció Negri e inició el show con el que cerró el debate. Un rato antes, Agustín Rossi había vuelto a despotricar contra la política económica del Gobierno. "Estamos sesionando hoy acá porque es lo que marca el Fondo. Antes nos decían la escribanía del Poder Ejecutivo, ustedes son la escribana del Fondo Monetario", acusó.

El resto de la oposición, aun los bloques que acompañaron el proyecto, repitieron que el Gobierno fracasó, pero que es peor dejarlo sin presupuesto aprobado. "Se prologaría el presupuesto del año anterior y Marcos Peña tendría un billón de pesos de libre disponibilidad", alertó Pablo Kosiner, jefe de Argentina Federal.

 

"No escuché ningún gobernador peronista que me diga hay que rechazar el presupuesto. Porque representan a sus provincias a su pueblo", marcó la cancha. Y recordó los cambios que consiguieron hasta ayer a la noche, cuando se terminó de escribir el dictamen. 

Se eliminó el artículo 53 que habilitaba al Gobierno a renegociar deuda a gusto, se agregaron 400 millones para INTA y 500 para Conicet, se sumaron 22 mil millones para las cajas previsionales provinciales, se eliminaron los recortes a la patagonia y no se gravó con Ganancias a cooperativas y mutuales, pero pagará un impuesto al patrimonio si ofrecen créditos y seguros.

El presupuesto prevé un dólar promedio a 40.10 y un gasto corriente de 3.988.095.409.786, que escala a 4.172.312.239.441 si suma la erogación de capital. El 70% (2.575.402.909.369) se insume en servicios sociales y el segundo rubro que más consume es el de servicio de deuda, con 746.389.149.419, por lejos el que más creció este año.

 

El año que viene tendrá un déficit financiero de $600.285,7 millones (3,3% del PBI), financiado con deuda y el déficit fiscal, previo al pago de los intereses, llegará a cero a partir de fuertes recortes de gastos. 

Se borraron o redujeron al mínimo los programas de diferente índole, la obra pública bajó a mínimos históricos y el gasto en áreas administrativas se derrumbó y obligó a diputados de Cambiemos a pedir refuerzos. La radical Alejandra Martínez sumó partidas al programa de violencia contra la mujer y la macrista Cornelia Schmidt Liermann gestionó y consiguió 100 millones de pesos para el Sedronar.

El recorte más fuerte son subsidios que deberán afrontar las provincias, pero no en su totalidad: como parte de la negociación, Kosiner y los gobernadores crearon un fondo de 6500 millones de pesos para sostener los boletos de los micros del interior. 5000 tendrán asignación directa y Guillermo Dietrich manejará discrecionalmente el resto.

 

"Es hora que se hagan cargo de que o no tuvieron plan económico, o fracasaron. Dejen de repetir relatos de Durán Barba. Dan vergüenza ajena", pidió Graciela Camaño, que reclamó actualizar el fondo del conurbano, "¿Qué carajo quieren? ¿Que estalle?", advirtió, siempre en voz baja.  Su bloque votó en contra a excepción de la chubutense Rosa Muñoz, presa de las urgencias de su gobernador Mariano Arcioni. 

El recinto no tuvo momentos picantes después de las peleas pero sí muchos, muchísimos discursos de diputados kirchneristas contra Macri. "No es que la gente creyó que podía vivir por encima de sus expectativas: lamentablemente el presidente no estuvo a la altura de sus promesas", dijo Máximo Kirchner, que hablo a la medianoche.

Marcos Cleri, otro camporista, emitió un audio de Néstor Kirchner criticando el presupuesto de 2001; y Rodolfo Tailhade enumeró las biografías d elos traders del Gobierno con pasado en Wall Street y contactos con la banca comercial, "que son los que les hacen hacer macanas a ustedes"., les dijo a los colegas de Cambiemos.

Deuda alta, intereses abultados y acuerdo con el FMI, que se anuncia el viernes y no está contemplado en el presupuestos, fueron ejes de la mayoría de las demás descargas opositoras, sobre todo porque la deuda que habilitan las planillas anexas no suman los 57.100 millones que prometió Christiane Lagarde.

 

Y el artículo 8, como quedó redactado, le dará a Marcos Peña poderes para distribuirlos en gastos de capital sin dar mayores explicaciones. Laspina lo cerró con los diputados el martes. Ya había cedido bastante

 

 
 
 
 
 
 
 

 

El líder del espacio Evolución Radical, Martín Lousteau, acompañó la iniciativa, al igual que los otros dos legisladores de su bloque: Ana Carla Carrizo y María Teresita Villavicencio. Otra particularidad de la votación fue que dos ex gobernadores peronistas, el riojano Luis Beder Herrera y la santiagueña Claudia Ledesma de Zamora votaron en el mismo sentido.

Los 19 justicialistas que acompañaron la iniciativa fueron en su mayoría de las provincias de Misiones y Córdoba, que aportaron cada una cuatro votos . La lista incluye a Enrique Walberto Allende, de Todos Juntos por San Juan; Beatriz Ávila, del Partido por la Justicia Social Tucumán; cuatro por Córdoba Federal, Paulo Leonardo  Cassineiro, Juan Fernando Brügge, Martín Miguel Llaryora y Alejandra María Vigo; Mayda Cresto, Justicialista Entre Ríos; cinco del Frente de la Concordia Misionero, Verónica Derna, Daniel Di Stéfano, Jorge Franco, Flavia Morales y Ricardo Wellbach; dos de Elijo Catamarca. Gustavo Saadi y Silvana Micaela Ginocchio; Luis Beder Herrera, Justicialista La Rioja; Pablo Kosiner, Justicialista Salta; Oscar Alberto Macías, Justicialista Corrientes, dos de Justicialista Chaco, Elda Pertile y Juan Mosqueda.

En tanto que los bloques provinciales también hicieron su aporte: votaron a favor Graciela María Caselles, del Partido Bloquista de San Juan; tres del Frente Cívico por Santiago del Estero: Hugo Orlando Infante, Estela Neder y Claudia Zamora; María Florencia Peñaloza Marianetti, de Somos San Juan; José Luis Ramón, Protectora Mendoza; Liliana Sapag, del Movimiento Popular Neuquino, y Miguel Zottos, de Justicialista Salta.

Los 8 diputados que favorecieron con su abstención al oficialismo fueron todos legisladores del PJ:  Eduardo Bucca, de Buenos Aires Justicialista; tres de La Pampa Justicialista, Melina Delú, Sergio Raúl Zilotto y Ariel Rauschenberger; José Luis Martiarena, de Jujuy Justicialista y tres de Tucumán Justicialista: Gladys Medina, José Orellana y Pablo Yedlin.  

 

 

 

 
 
 
 

 

   
   
 

 Derechos Reservados Clorinda - Formosa - Argentina

  L.S.C.P. Servicios Publicitarios

 Política de privacidad

Tel.: 03718-426426 - lsc.clorinda@gmail.com

webmaster