LA SEGUNDA CIUDAD

      , Clorinda, Fsa, (RA)       

 
 

 
 
 

Consultoras y organismos internacionales proyectan el triple de recesión que el Gobierno

Los número oficiales estiman que el año próximo la economía caerá 0,5%, pese a tener un segundo semestre de acelerado crecimiento.
 
 

Las estimaciones de crecimiento para el año que viene que el equipo de Nicolás Dujovne que figuran en la Ley de Presupuesto que hoy defendió el ministro ante el Congreso hablan de una caída del 0,5% en 2019 con una fuerte recuperación en el segundo semestre, arriba del 7% interanual.

 

Estos datos muestran una gran divergencia respecto de las expectativas de los organismos internacionales, que estiman una caída hasta cuatro veces mayor. Sin ir más lejos, el Fondo Monetario Internacional proyecta una caída del 1,6%, mientras que la Cepal estima que la economía se contraerá 1,8%, en tanto el banco Citi y la calificadora de riesgo Moody's coinciden en que la caída será del 1,5%. Más ameno es el escenario esperado por el grupo BBVA, que proyecta un retroceso del 0,3%.

 

Y en el mercado local las proyecciones también varían. Por ejemplo, para la consultora Elypsis 2019 terminará en crecimiento, pero con una contracción de la economía del 1%; mientras que para Econométrica, Argentina tiene potencial para expandir su PBI 0,4%.

 

Alejandro Bianchi, presidente de CFA Society Argentina, explicó a LPO que "Los modelos de evaluación de cada organismo son diferentes y, según como sea la construcción del modelo es el resultado que va a dar. Las variables y las estimaciones específicas sobre cada una de las variables divergen según el organismo. Hay que analizar el entorno internacional y el de los países emergentes para poder definir algo así. Por ejemplo, un año como este se creía al principio que la Argentina iba a crecer un 2,5% y terminó con una caída del 1,5% y ningún analista internacional había previsto esto: ni la baja de tasas local, la salida de inversores, la crisis de Turquía, la devaluación del real, o la sequía, entre otros conflictos que se creían que no iban a afectarnos. Es lógico que en una economía tan volátil y vulnerable como la argentina haya mucha divergencia respecto a las expectativas, en países más desarrollados los analistas suelen estar más alineados y hay una certeza más clara de cómo va a ser el comportamiento económico".

 

"Sea como sea, hay consenso en que la economía el año que viene va a terminar en crecimiento, incluso si la proyección es negativa como la del FMI, implica que la economía rebota porque el arrastre estadístico de 2018 es de -2 puntos. O sea que terminar 1,6% abajo es haber empezado a pegar la vuelta y llegar a las elecciones con mejoras en el nivel de actividad", aseveró Ramiro Castiñeira, economista de Econométrica.

 

En líneas generales, los organismos que peores estimaciones tienen para 2019, tienen mejores pronósticos para 2018 y viceversa. Porque la cuestión de fondo tiene que ver no solo con la magnitud del freno sobre la actividad sino con la fecha en la que haga piso. Fuentes de Hacienda explicaron que ellos ven que el consumo tocará fondo en el cuarto trimestre de este año y que la inversión tocará su mínimo en el primer cuatrimestre del año que viene.

 

Tiempo atrás, Fernando Díaz, economista del banco Citi en Wall Steet había asegurado que "En términos de actividad, el consenso ve 2018 y 2019 con -1,9% y 0,5% respectivamente. El hecho de que nosotros veamos mayor crecimiento este año y menor el año próximo puede parecer extraño. Sin embargo, creemos que el consenso está subestimando el crecimiento en el tercer trimestre, ya que puede no estar incorporando plenamente el rebote de la producción agrícola y, por ende, el crecimiento de este año en su conjunto". Para él este año cerrará 1% abajo este año y perderá otro 1,5% el año que viene.

 

Así, con un agravamiento sustancial de la economía antes de fin de año, consideran que el último trimestre de 2019 podrá mostrar una mejora del 8,5% interanual. Y aunque el número pueda parecer en exceso optimista, más que la recuperación, lo que muestra es cuán negativo será el desempeño de la economía de acá a fin de año con las tasas de interés arriba del 60% nominal anual. De hecho, en la cartera que lidera Dujovne no dan por sentado que lleguen a las elecciones con una recuperación tal que se sienta en los bolsillos de los votantes

Es que hasta hace dos meses atrás, en Hacienda estimaban que la economía se recuperaría en forma de "J", es decir con una caída más suave y una recuperación muy empinada. Y ahora, de acuerdo a las proyecciones presentadas ante el FMI en el Memorándum de Políticas Económicas, las expectativas muestran de un dinamismo con forma de "V", es decir, una recesión más aguda con su punto mínimo "entre el cuarto trimestre y el primero del año que viene" y un rebote no tan acelerado.

 

Una de las proyecciones más cercanas a la del Gobierno es la de Gabriel Zelpo, economista en jefe de la consultora Elypsis, el año próximo la economía caerá 1%. "Proyectamos que la dinámica va a parecerse a una ?V', con estabilización financiera completa sería más intensa. Cuando alcancemos registros de inflación mensual de 2%, vamos a ver una recuperación de salarios que colaborará con la recuperación".

 

Consultado acerca de la discrepancia entre los datos oficiales y los de organismos internacionales que triplican las expectativas de recesión del Gobierno, Zelpo explicó que esto obedece a que "Estiman un escenario más negativo para no exponerse al riesgo de una recuperación más lenta que si les afectaría. Si fuese más rápida la recuperación no les cambia en nada. Pero si es más lenta de lo esperado los afecta considerablemente. Mejor hacer un plan con un balance de riesgos negativos".

 

Por su parte, para Castiñeira, la economía tiene posibilidades de terminar con un crecimiento del 0,4% el año próximo apoyándose en que la tasa de interés no va a permanecer tan alta y en que la caída de las importaciones "está generando cierto vuelco del consumo hacia el mercado interno". Esto se ve, en su opinión en un agosto con una menor caída a la esperada. Recordemos que en septiembre el consenso elevó sus proyecciones de recesión al 2,6% para 2018.

 

"El rebote del nivel de actividad lo veo para el año que viene y arranca con la cosecha, pero sería con sabor a poco y no descarto que la incertidumbre política termine por neutralizarlo. Argentina aún no sabe si quiere ser capitalista o socialista -no olvidemos que una de las probables candidatas le dio la mayor mención de honor del Estado argentino al dictador de Maduro y tildó de saqueadores a los exportadores-, en otros países incluso con diferencias abismales como las que puede haber entre Trump y Obama, estos consensos básicos no se discuten. No en vano la letra de la marcha peronista dice ?combatiendo al capital' y más de uno se lo toma literal. Por eso creo que en 2019 la incertidumbre política va a dominar la agenda y no se va a mover la inversión", explicó Castiñeira

 
 
 
 
 
 
 
 

 


 

 

 
 
 
 

 

   
   
 

 Derechos Reservados Clorinda - Formosa - Argentina

  L.S.C.P. Servicios Publicitarios

 Política de privacidad

Tel.: 03718-426426 - lsc.clorinda@gmail.com

webmaster